Consultas
c/ Viriato, 19 - Madrid
Quirófanos - Hospital San Rafael
c/ Serrano, 199 - Madrid
Llámanos
(+34) 91 448 73 23

El manguito rotador lo forman un conjunto de músculos y tendones que juegan un papel fundamental en la movilidad y estabilidad del hombro. Estos músculos unen la escápula al húmero y su lesión puede afectar de manera importante a la movilidad del hombro además de generar dolor e incluso interrumpir el descanso nocturno. Los músculos que lo forman son el supraespinoso, el infraespinoso, el subescapular y el redondo menor. Son unos músculos cuya función es ayudar a mover el hombro con eficacia.

La patología que puede afectar el manguito rotador puede ir desde una tendinitis o bursitis que normalmente se relacionan con una sobrecarga de los mismo pasando por el relativamente frecuente dolor en relación con depósitos cálcicos dentro de los tendones del manguito, sobretodo dentro del supraespinoso, cuadro denominado tendinitis calcificante. Por último, el manguito rotador puede sufrir roturas de uno o varios de sus tendones, roturas que a su vez pueden ser parciales o totales. El problema fundamental que supone cualquier patología a nivel de estas estructuras tendinosas es la limitación funcional que supone, llegando incluso a afectarnos al descanso nocturno, este es de hecho uno de los motivos de visita al especialista de hombro más frecuente, los pacientes comentan que el hombro aparte de dolerles durante el día con gestos que suponen el uso del hombro, tienes molestias que se exacerban por las noches, a veces les dificulta conciliar el sueño y a veces les llega a despertar por dolor brusco en el hombro.