Consultas
c/ Viriato, 19 - Madrid
Quirófanos - Hospital San Rafael
c/ Serrano, 199 - Madrid
Llámanos
(+34) 91 448 73 23
Imagen 1. Prótesis total anatómica de hombro
Imagen 1. Prótesis total anatómica de hombro
Imagen 2. Prótesis invertida de hombro
Imagen 2. Prótesis invertida de hombro

¿En qué consiste?

El tratamiento mediante prótesis o artroplastia de hombro consiste en la sustitución de la articulación del hombro o articulación glenohumeral, dañada por distintos motivos que luego veremos, por una prótesis que simule la función del hombro devolviendo la función al mismo y eliminando el dolor que acompaña a los fenómenos degenerativos articulares sean del origen que sean.

Indicaciones de prótesis de hombro: artrosis y artritis evolucionadas, fracturas de humero próximas no reparables y secuelas de fracturas con mala evolución.
Desde la primera sustitución protésica de hombro a finales del siglo XIX los diseños protésicos han ido evolucionando hasta los modernos sistemas de prótesis que disponemos en la actualidad. Esta evolución ha ido ligada a una mejoría de resultados funcionales significativa.

Existen distintos modelos de prótesis de hombro o artroplastia de hombro pensados para las distintas problemáticas de la articulación:

  • Prótesis anatómica: indicadas en pacientes con tendones del manguito rotador íntegros, sustituyen siempre la cabeza humeral y en determinadas ocasiones el componente glenoideo (cuando existe desgaste de la glena). Imagen 1
  • Prótesis invertida: un diseño protésico revolucionario que cambia la situación clásica de los componentes de las prótesis tradicionales y que como su nombre indica los invierte, se ha convertido en estos últimos años en la prótesis de hombro que más se utiliza a nivel mundial, permite a pacientes con artrosis y perdida de movilidad del hombro secundaria a lesiones crónicas no reparables del manguito rotador recuperar parte de la movilidad perdida y mejorar notablemente del dolor. Los resultados iniciales de esta prótesis fueron tan buenos que su indicación se ha ampliado a fracturas sin posibilidad de reparación en pacientes de edad, hombros muy inestables en pacientes mayores e incluso a secuelas de fracturas con gran limitación funcional y dolor. Imagen 2

¿Cómo es la intervención?

Esta intervención se realiza bajo anestesia general que además asocia una técnica de bloqueo nervioso periférico eco-guiado del miembro a operar, este bloqueo facilita la intervención y elimina en gran medida el dolor en el postoperatorio inmediato.
Consiste en acceder a la articulación dañada y sustituir los elementos óseos dañas por componentes protésicos adecuados que recuperen la función perdida y eliminen el dolor articular.
El procedimiento dura de media unos 120 minutos y requiere de ingreso hospitalario de 2 días habitualmente.

¿Cómo es la recuperación?

Normalmente las primeras 3-4 semanas el paciente tendrá el brazo inmovilizado con un cabestrillo que podrá retirar para higiene personal y para realizar movimientos del codo y la mano.

¿Se necesita rehabilitación?

Por normal general la recuperación de una intervención para colocación de una prótesis de hombro, sea el modelo que sea, requiere de una rehabilitación especializada.