Consultas
c/ Viriato, 19 - Madrid
Quirófanos - Hospital San Rafael
c/ Serrano, 199 - Madrid
Llámanos
(+34) 91 448 73 23

¿En qué consiste?

La cirugía artroscópica de la inestabilidad busca reparar las diversas lesiones que generan inestabilidad en el hombro, en cada paciente estas lesiones pueden variar, aunque en la mayoría de los casos hablaremos de dos lesiones fundamentales descritas previamente, la rotura del labrum denominada lesión de Bankart y la fractura de la cabeza humeral llamada lesión de Hill-Sachs.

imagen 1. lesion labral tipo Bankart
Imagen 1. Lesión labral tipo Bankart
imagen 2. lesion labral tipo Bankart reparada
Imagen 2. Lesión labral tipo Bankart reparada

¿En qué consiste?

Esta intervención se realiza bajo anestesia general que además asocia una técnica de bloqueo nervioso periférico eco-guiado del miembro a operar, este bloqueo facilita la intervención y elimina en gran medida el dolor en el postoperatorio inmediato.

A través de pequeñas incisiones cutáneas denominadas portales artroscópicos, en este tipo de intervención usamos 3 o 4, valoramos y tratamos las lesiones de la articulación. El labrum se suele estar arrancado o mal anclado a su zona de inserción en la glena (imagen 1), lo que hacemos es, mediante implantes artroscópicos que como hemos dicho son una especie de arpones, en este caso de 1.5mm de diámetro, que nos permiten reanclar el labrum en su sitio (imagen 2). Cuando tenemos que reparar la fractura del húmero lo que hacemos es tapar el agujero que existe mediante el tendón que se encuentra justo encima, esta técnica se denomina Remplissage. Esta técnica es la habitual para la inmensa mayoría de los casos y en estos tiene unos resultados francamente buenos con una tasa de curación que pueden estar por encima del 90%. Sin embargo, una minoría de casos que presentan defectos óseos en la glena graves o lesiones de la capsula y ligamentos avanzadas, este tipo de reparación puede ser insuficiente, en estos casos la técnica de elección habitual se denomina Latarjet y consiste en aumentar el área de la glena empleando una parte de la escapula, la apófisis coracoides. Esta técnica se suele realizar por cirugía abierta y en los casos en los que se emplea, que como hemos dicho es en un grupo pequeño de pacientes, obtiene muy buenos resultados.

La intervención dura aproximadamente 90 minutos y el paciente permanece ingresado 24 horas.

¿Cómo es la recuperación?

La recuperación de la cirugía de la inestabilidad de hombro es habitualmente más llevadera que la recuperación del manguito rotador, pero se basa también en la cicatrización de las estructuras reparadas, por este motivo el hombro debe permanecer relativamente inmovilizado de 4 a 6 semanas, esto lo logramos gracias a un cabestrillo que retiraremos para poder ducharnos y para hacer ejercicios de movilidad del codo y de la mano.

¿Se necesita rehabilitación?

La práctica totalidad de los pacientes sometidos a este tipo de cirugía requieren de un tratamiento rehabilitador específico, que se inicia coincidiendo con la retirada del cabestrillo y orientado a recupera primero la movilidad y posteriormente la fuerza.